EL ESPACIO /////////////////////////////////////////////////////

¿QUÉ SE CURA CON LA HOMEOPATIA UNICISTA?

Debemos saber que, la Homeopatía considera que la "salud" es un estado de equilibrio de nuestra energía o fuerza vital, en tanto que la "enfermedad" significa la rotura de ese equilibrio por diferentes factores que se los consideran "noxas perversas que nos agreden" y que se manifiestan clínicamente en los distintos síntomas mentales y físicos que caracterizan la enfermedad. No existe por lo tanto una lista de enfermedades que cura o no cura la Homeopatía, ya que la Homeopatía Unicista busca restablecer la salud en todos sus aspectos, tratando la causa y no sus síntomas, y al mejorar y curar su causa, se curan todas las enfermedades. Para el médico homeópata es inaceptable pretender curar al enfermo tratando aisladamente sus diferentes problemas como ser: nerviosos, alérgicos, hepáticos, circulatorios, infecciosos, etc., con un tratamiento específico para cada uno de ellos, puesto que son diferentes expresiones de un mismo desequilibrio vital, que es lo que "hay que comprender y curar". La Homeopatía, a través de su doctrina, filosofía y terapéutica analiza y resuelve el problema del enfermo con un criterio de unidad y totalidad. El remedio homeopático actúa conjuntamente sobre las diferentes manifestaciones o síntomas de la enfermedad (sistema nervioso, circulación, digestión, glándulas, piel, etc.) logrando una curación o mejoría verdadera, por medio de su acción dinámica sobre la energía vital perturbada. Gracias al enfoque vitalista de la Homeopatía y al criterio de unidad y totalidad que dirige toda su acción, le ofrece al enfermo una concepción más lógica y humana para su problema, a la vez que un tratamiento para toda su persona y no para distintos órganos. El secreto del éxito logrado por la Homeopatía radica en un enfoque integral de lo que es el enfermo y la enfermedad, como también en las grandes posibilidades que ofrece el remedio homeopático, por su acción profunda sobre la totalidad del organismo, a diferencia del remedio alopático, que actúa generalmente en forma local. Es gracias a la solidez de sus principios que la Homeopatía con sus más de 200 años no ha envejecido, sino por el contrario mantiene toda su actualidad en pleno siglo XXI.