EL ESPACIO /////////////////////////////////////////////////////

EL REMEDIO HOMEOPÁTICO

El remedio homeopático surgió de la observación de Samuel Hahnemann al comprobar las propiedades terapéuticas que adquieren diferentes sustancias por medio de su técnica de diluciones y dinamizaciones sucesivas, cuyo origen puede ser una sustancia vegetal, mineral o animal. El mecanismo de acción del medicamento homeopático es sobre la energía vital desarmonizada del organismo. Y esto es posible, porque las altas diluciones y sacudidas a las que son sometidas (por eso es fundamental que la preparación sea realizada por farmacéuticos idóneos), los convierte en energía pura, y es por ello que pueden actuar a ese nivel. La homeopatía es unicista por definición, es decir, que se debe emplear un solo remedio por vez, porque así se los conoce en acción ya que han sido experimentados individualmente. El peligro de prescribir más de uno es que no conocemos el efecto de la mezcla y se corre el riesgo cierto de interferencias y antidotismos que nos alejan del ideal de curación. El remedio homeopático cura la predisposición, susceptibilidad e idiosincrasia a enfermarse, que es en realidad el verdadero problema y no simplemente matar el germen o la bacteria que es la consecuencia.