TRATAMIENTOS /////////////////////////////////////////////////////

TERAPIA PARA EL DOLOR

MEDICINA TRADICIONAL CHINA / ACUPUNTURA:
La Medicina Tradicional China está compuesta por los siguientes procedimientos terapéuticos: Acupuntura – Moxibustion – Ventosas – Fitoterapia – Ciertos tipos de masajes – Qicong. La acupuntura es un acto médico que basa su pensamiento en la antigua y milenaria filosofía oriental del Yin y del Yang, basamiento de todo lo existente, y que son dos fuerzas esenciales opuestas y complementarias entre sí.
Se realiza la historia clínica; y el tratamiento es a través del diagnóstico médico oriental y la teoría de los cinco movimientos, llamados también cinco elementos: madera – fuego – tierra – metal y agua. La acupuntura y la moxibustión previenen y tratan enfermedades mediante la estimulación en algunos puntos del cuerpo humano con agujas o con el calor generado por la moxa. Tiene amplia y evidente eficacia, requiriendo de equipos simples.
La Medicina Tradicional China es un gran tesoro milenario que sigue vigente en la actualidad y constituye un importante método terapéutico que ayuda a devolverle la salud al ser humano.


TERAPIA CRANEOSACRAL:
Es una técnica manual, desarrollada por el Dr. John Upledger en 1970. El observó la existencia de una pulsación rítmica a nivel de la Duramadre que es la membrana que protege el Sistema Nervioso Central (Médula y Encéfalo).
Se colocan las manos sobre el cuerpo del paciente, que está vestido. Esto permite detectar los movimientos sutiles del cuerpo, sus ritmos, pulsaciones y patrones de resistencia. Esta escucha proporciona información importante sobre el funcionamiento de la persona en su totalidad.
Así, la Terapia Craneosacral ayuda a restablecer los procesos naturales de curación y sanación del cuerpo.

La Terapia Craneosacral es tan suave y segura que es apropiada para todas las edades, y durante más de 30 años ha demostrado beneficiar el tratamiento de:
• Fatiga - Estrés Emocional y Post traumático
• Dolores crónicos en general (cuello, espalda, etc)
• Bruxismo y disfunciones de la articulación témporo-mandibular (ATM)
• Vértigo
• Trastornos de aprendizaje y de Conducta (Autismo)
• Lesiones del sistema nervioso central, medula y pares craneales

Recomendándose también como tratamiento preventivo ya que mejora el sistema inmunológico y aporta mayor energía, calidad de sueño y equilibrio físico y mental.